Los grandes de LaLiga ya no están solos


Con Real Sociedad y Sevilla en lo alto de la tabla, el torneo español ha ganado en atractivo por la incertidumbre de quién podrá este año celebrar el título liguero. Real Madrid, Atlético de Madrid y Barça tendrán más pelea que años pasados.

LaLiga ha sido muy criticada en los últimos años por la hegemonía de Real Madrid y Barcelona, que se repartieron 15 de los últimos 17 trofeos, pero la aparición del Atlético Madrid desde la llegada del Cholo Simeone y el crecimiento de otros proyectos auguran una lucha más abierta en la actual campaña. El Sevilla se ha acercado año a año a los mejores clubes españoles, e incluso la Real Sociedad quiere este curso opositar al título y revivir la histórica temporada que realizaron los vascos en 2002, cuando acariciaron el trofeo de campeones.

La situación económica ha propiciado que Real Madrid y Barcelona hayan perdido nivel competitivo por la salida de algunas de sus estrellas y la incapacidad de ambos clubes para realizar grandes inversiones. Al mismo tiempo, Atlético de Madrid, Sevilla o Real Sociedad han armado proyectos muy dispares pero todos ellos interesantes que han reducido las distancias y presentan un campeonato igualado, abierto y apasionante.


De hecho, por primera vez en casi 20 años, desde que el Valencia se convirtiese en campeón con Rafa Benítez, el favorito para llevarse el título no son ninguno de los dos gigantes del fútbol español. El proyecto del Atlético les ha superado, con una plantilla que es vista por la mayoría como la más potente gracias a un ataque formado por Luis Suárez, Antoine Griezmann, Joao Felix y Correa, además de otros jugadores estelares como Carrasco, Lemar, Koke o De Paul, junto a la fiabilidad defensiva que se les conoce.

El momento actual es histórico, ya que hay que remontarse hasta el año 2005 para ver cómo un conjunto que no fuese Atlético Madrid, Barcelona o Real Madrid estuviese en lo alto de la tabla de clasificación tras haberse disputado 10 jornadas. La Real Sociedad se ha convertido en uno de los clubes modelo, envidado por la mayoría de entidades que ven cómo un club que hace 11 años ascendió de Segunda División es hoy referencia, y el Sevilla camino despacio, pero sin pausa hacia los más grandes.


CANTERA Y APUESTAS JÓVENES

La llegada de Roberto Olabe como Director de Fútbol de la Real Sociedad en 2018 catapultó al club txuri-urdin, con una clara apuesta por la cantera y reforzando puestos clave con fichajes certeros. Es cierto que el primer curso de Olabe hubo apuestas fallidas, como la de Theo Hernández, Sandro Ramírez o Modibo Sagnan, pero la incorporación de Mikel Merino, hoy líder del equipo, cubre cualquier error. El segundo mercado veraniego se saldó con las llegadas de Alexander Isak, Alex Remiro, Cristian Portu, Nacho Monreal y la cesión de Odegaard, que un año después salió del club para hacer hueco a David Silva y firmar a Carlos Fernández en invierno.

Los últimos fichajes han sido el lateral Diego Rico y el delantero noruego Sorloth, aunque en el presente curso está destacando aún más Zubieta. Además de que se asentaron jugadores como Mikel Oyarzabal, Elustondo, Zubimendi, Gorosabel, Le Normand, Barrenetxea o Aihen Muñoz, aparecen nuevas perlas como Turrientes, Lobete o Robert Navarro en una cantera que parece interminable. El nombre del técnico Imanol Alguacil completa un puzzle que parece encajar a la perfección y que hace soñar a Gipuzkoa, una provincia de 700.000 habitantes, con poder pelear con los mejores.


MONCHI Y EL MODELO DE VENDEDOR

Al otro lado de la península brilla otro proyecto exitoso, aunque antagónico al realista. El Sevilla peina mercados más desconocidos para los grandes clubes, como el francés, el belga o el alemán, en busca de jugadores que puedan revalorizarse en Sevilla y partir después de unos años dejando superávit. Con esta estrategia han ido creciendo en los últimos 15 años hasta convertirse en un asiduo a la Champions League, máximo campeón de la Europa League y, hoy, aunque suene aún atrevido, aspirante al título nacional.

Ese último paso del proyecto de Monchi, el carismático Director Deportivo del club, parece que ha llegado. En este mercado se han resistido a vender a Koundé, han mantenido a todas sus estrellas –también rechazaron ofertas por En-Nesyri– y han incorporado tanto apuestas como jugadores más contrastados. La incorporación de Thomas Delaney es una demostración de este cambio, apostando por un titular del Borussia Dortmund que aporta rendimiento inmediato. Rafa Mir (16 millones) y Augustinsson (5,5 millones) son sus otros dos fichajes, junto a las incorporaciones de los argentinos Gonzalo Montiel (River Plate) y Lamela (Tottenham).


Esto le ha permitido al club andaluz disponer de un plantel muy completo por primera vez desde que inició su crecimiento. Ya no hay tanto salto de titulares a suplentes, lo que le garantiza poder competir tanto en la Champions como en el campeonato liguero, donde es el conjunto menos goleado, y además hacerlo de forma continuada. En otros cursos las segundas vueltas dinamitaron sus posibilidades de luchar con los gigantes de LaLiga pero en la actualidad la diferencia es menor. Soñar es gratis y en Nervión y Donostia lo hacen con más fe que nunca.


Patxo De la Rica Extremiana

7 Publicaciones

LaLiga busca su nuevo lugar en Europa

LaLiga busca su nuevo lugar en Europa

Las salidas de Messi, Ramos o Varane colocan sobre la mesa el debate de la progresiva pérdida de valor del torneo...

Los clubes estado rompen el tablero del fútbol

Los clubes estado rompen el tablero del fútbol

Los últimos movimientos del mercado confirman la dinámica y el cambio producido por la inversión extranjera entre los...

El Balón de Oro más abierto que nunca

El Balón de Oro más abierto que nunca

Con el final de año acechando vuelve a florecer el debate de todos los años sobre el mejor jugador de una temporada en...

Comentarios